Mi tratado sobre la estupidez

Esto fue algo que escribí hace unos días (desde lo más profundo de mi alma jajaja) uff y se nota que andaba inspirada. Es que vaya, el tema no amerita menos.

...

¿Por qué es que el hombre (y, claro, la mujer de vez en cuando) llegamos a alcanzar niveles inexplicables de estupidez? Sin embargo, sólo tengo algunos renglones para hablar de un tema tan agobiantemente extenso como lo es este, y por tal motivo me concretaré en esta ocasión a anlizar unos cuantos aspectos únicamente.

La estupidez es omnipresente y se manifiesta de las formas más extraordinarias. No respeta clases sociales, razas, ni credos (o puestos políticos, quizá eso explicaría las diversas declaraciones de nuestro memorable ex-presidente Vicente Fox, su mujer y varios más por el estilo). Sin ir más lejos, observen a su alrededor, seguramente habrá algún estúpido. Uno nunca sabe, tú mismo podrías serlo y ni darte cuenta (aaaah bendita estupidez).

Por otra parte, es importantísimo reconocer las dos principales clases de estúpidos:

Tipo A: aquellos que se saben estúpidos y se asumen como tal. Andan por la vida haciendo y diciendo cuanta sandez les sea posible. Además de honestos, son los más divertidos.

Tipo B: son los más difíciles de identificar, generalmente se les ve en grupo y su principal característica es ir profezando estupideces siempre disfrazadas de las verdades más absolutas y con una seguridad que hasta al más sensato podrían hacer dudar. Se les conoce también como "forevers" o "políticos". Hay que tener especial cuidado con esta especie, jamás deben ser subestimados. Nunca se sabe hasta dónde pueden llegar...


Por último, aún no se ha comprobado si es o no contagiosa. Por lo tanto a la menor probocación aléjense y recomiendo hacer caso omiso a cualquier tipo de manifestación de estupidez, por insignificante que parezca: esta entrada, por ejemplo.

2 comentarios floripondios:

Abraham, pero para los amigos y solo amigos, soy Abe!* dijo...

Tal parece que a Cora se le esta acabando la imaginación y tiene que recurrir a pegar sus trabajos de escuela en su blog. Pero sea como sea la neta es que la autobiografía y este "tratado de la estupidez" son muy buenos; o, ¿podrían ser también una estupidez y Cora lo finge?
ESo no lo sabemos pero por lo mientras le mando un saludo a Doña Cora y a ver si se da una vuelta por mi blog que ya esta actualizado también.
Chau

Prohibida dijo...

La estupidez si se contagia y nunca se acabara esta chido tu blog... y no tengo nada en contra del DEFE Al contrario lo amo =D

Acerca de mí

Mi foto
Me gusta morder a mis seres queridos. Tiendo a abusar de los paréntesis y puntos suspensivos. No importa cuánto lo intente, no puedo dormir antes de las 12.

Yerba mala nunca muere

Pura celebridad