Ahí tienen que mis papás se fueron desde el viernes a Tepoztlán y nos dejaron solos

La buena noticia es que la casa sigue de pie. La mala es que se convirtió en una posilga. La peor es que ninguno de los tres tiene la más mínima intención en limpiarla. Por fortuna mañana llega Efi y la señora Elisa y se encargarán del desastre.

Resulta que a mi mamá literalmente le quita el sueño que sus críos se queden sin qué comer, motivo por el cual, abarrota el refrigerador y la despensa. Además, cada vez que llama, exactamente después de preguntar cómo estamos (incluso sin esperar a que contestemos) dice: "¿Ya comieron?". Luego nos repasa por teléfono el inventario del refri y la alacena: "No se les olvide que hay tal y tal y tal. Que compré tal y tal y tal. Que pueden prepararse esto, y esto, y esto". Jeje.... ay mi mamá...

Y no... no importa que ya le hayamos explicado que con el dinero que deja pedimos pizza y bien podemos subsistir bajo una estricta dieta de zucaritas, también que hemos descubierto 101 formas de cocinar salchichas. No, de todas formas nuestra despensa es la envidia de cualquier búnker de guerra.

Lástima que, como les decía, nosotros sólo sepamos "guisar" salchichas y huevos.



6 comentarios floripondios:

Diego Esteban dijo...

esta mas o menos visita mi blog es http://www.superflifli.blogspot.com

Kevino dijo...

Y de los 3 que aparecen en la foto quien eres tu???
Por cierto, la de blanco me gusto eres tu? es tu hermana?

Cuervo del D.F. dijo...

Jaja.. pero hubiera estado mejor organizar la clásica fiesta o por lo menos reunión con amigos :-D

Saludos!.

cors dijo...

Claaarines que hubo fiesta... los 3 días, ja... por eso la casa es una posilga... brrrr

Kevino dijo...

Chale, me doy pena. Retiro lo dicho y pido disculpas.

ceszzzzzz dijo...

kevino ... que te da pena y retiras lo dicho de que ...? de lo de que la de blanco te gusto ?? cuidadooo con eso de retiro lo dicho y me doy pena ehhhhhhhhhhhh

Acerca de mí

Mi foto
Me gusta morder a mis seres queridos. Tiendo a abusar de los paréntesis y puntos suspensivos. No importa cuánto lo intente, no puedo dormir antes de las 12.

Yerba mala nunca muere

Pura celebridad